Otros Proyectos

KOKORO

La causa número uno de muertes en el mundo y en Chile son las enfermedades cardiovasculares, teniendo un 31%, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y 27,1%, según el Ministerio de Salud, de muertes respectivamente. Así también, según la Organización Mundial de la Salud, ellas son una de las causas más importantes de discapacidad y muerte prematura en el mundo.

Los factores de riesgo que influyen en mayor grado en el padecimiento de ellas corresponden a la edad (personas mayores de 65 años), hipertensión arterial, colesterol alto, tabaquismo, diabetes, diabetes e inactividad física. En Chile, más de la mitad de los adultos presenta 2 o más de 5 factores de riesgo cardiovascular. En particular, la prevalencia del colesterol total elevado alcanza al 63% de la población general mayor de 17 años, mientras que la hipertensión alcanza un 26%.

Dado esto, es importante trabajar en medidas de detección temprana del riesgo cardiovascular, y en posteriores acciones preventivas de las enfermedades cardiovasculares. Esto porque los problemas al corazón se presentan como una enfermedad progresiva grave que, por lo general, se detecta en una etapa avanzada, dejando pocas opciones para frenar su avance. De no hacer algo al respecto, entonces su crecimiento en la población también será progresivo. Como oportunidad, se cuenta con el Índice de Framingham, el cual entrega el riesgo cardiovascular de una persona, como la probabilidad de tener una enfermedad cardiovascular en un plazo de 5 a 10 años. Con él, se puede monitorear a los pacientes, y saber cuándo su riesgo aumenta o disminuye, pidiendo generar acciones en torno a dichos cambios.

Por lo anteriormente mencionado, se propone el desarrollo de una plataforma informática basada en técnicas avanzadas de procesamiento masivo de datos de variables clínicas de pacientes con afecciones cardiovasculares para apoyar el seguimiento de la evolución de su estado de salud y la generación de alertas preventivas a los diversos stakeholders del sistema de salud público de la región.

Esto se logrará en un principio diseñando y construyendo un repositorio de datos que contenga todas las variables clínicas relacionadas con afecciones cardiovasculares de las distintas personas. Con ellas en mente, se diseñarán, desarrollarán y validarán tres módulos informáticos: control clínico del paciente; control de agenda y alertas preventivas de salud y citas médicas. El primero corresponde al control de las variables clínicas del paciente, junto con los distintos exámenes, tratamientos, diagnósticos que pueda tener y el nivel de riesgo cardiovascular que se calculará del mismo; el segundo permite una gestión eficiente y centralizada de las citas médicas de los pacientes, con el propósito de facilitar la liberación de cupos médicos cuando un paciente requiera de atención urgente por el empeoramiento del estado de su salud. Finalmente, el tercer módulo está enfocado en la generación de alertas a los equipos médicos cuando se detecte un empeoramiento en el estado de salud del paciente, para tomar acciones preventivas; así también, confirma y recuerda a los pacientes sobre sus citas médicas. Todos los módulos se encontrarán conformados por algoritmos de data mining y serán integrados dentro de la plataforma Kokoro.

Actualmente, se está desarrollando el módulo de gestión y análisis de datos del paciente, con el fin de tener su riesgo cardiovascular actualizado en tiempo real. Así también se está investigando la relevancia de la integración de factores de sueño dentro del riesgo cardiovascular, con el propósito de hacerlo más preciso.

 

ChileVive

La donación y el trasplante de órganos se han transformado en la mejor solución que ofrece la medicina contemporánea para variadas enfermedades que generan un irreversible daño en uno o varios órganos, como insuficiencia renal crónica, cirrosis hepática, miocardiopatías, diabetes mellitus insulinodependiente, entre otras. Esto porque las opciones de sobrevida y la calidad de vida que ofrece son mayores a los tratamientos paliativos como la diálisis, por ejemplo, y más aún en el caso de algunas enfermedades, donde no existen tales opciones de manera permanente.

En Chile, la tasa efectiva de donación de órganos el 2015 fue de 7 donantes por millón de habitantes; la cual es baja tanto si se la compara con otros países de la región (13 en Argentina y 18 en Uruguay), como con el líder mundial, España, que tiene una tasa de 35 para el mismo año. A partir de investigaciones previas, es posible atribuir la baja tasa de donación a dos factores principales. En primer lugar, la alta tasa de negativa familiar, que según cifras del Ministerio de Salud asciende a 53%, es decir, más de la mitad de los posibles donantes detectados no se transforman en efectivos debido a la decisión de sus familias. Y segundo, la baja detección de posibles donantes, que de acuerdo a la Coordinadora Nacional de Procuramiento y Trasplante de Órganos, aproximadamente el 60% de los posibles donantes se pierden en esa etapa.

El WIC abre un área de estudios enfocada en la materia para poder generar un diagnóstico y proponer mejoras al sistema, las que sean formuladas a partir de información empírica. Esta investigación se enmarca dentro de dicha área de estudios, específicamente en el proyecto Chile Vive.

La presente investigación pretende obtener insights sobre el proceso de detección de donantes (pesquisa) y procuramiento en hospitales y clínicas del país a través de entrevistas a sus principales actores y revisión de los manuales de procedimiento involucrados. A partir de las experiencias recopiladas se propondrá una solución robusta que ayude al sistema y al Ministerio de Salud a mejorar la detección de posibles donantes. Además se cuantificará el impacto social de mejorar la tasa de donación de órganos, tanto en términos económicos como de bienestar social.agna.

Psydema

Se estima que actualmente alrededor del 1% de la población mundial sufre de esquizofrenia y su prevalencia se considera independiente del trasfondo racial, étnico o económico. Es una enfermedad de difícil diagnóstico pues presenta síntomas compartidos con otros trastornos psiquiátricos y se trata siempre de un diagnóstico clínico. Existen estudios que presentan buenos resultados a la hora de diferenciar esquizofrenia de otros trastornos psiquiátricos mediante el uso de electroencefalogramas (EEG) y técnicas de aprendizaje de máquinas (ML). 

El principal objetivo de este estudio es evaluar técnicas de ML en EEGs tomados de poblaciones con distintos diagnósticos psiquiátricos. 

En su primera etapa, el estudio se realiza entre el área de Hospital de día del Hospital Barros Luco Trudeau y el WIC. Se utilizará un electroencefalógrafo Emotiv Epoc para tomar los EEG. Las muestras serán tomadas en dependencias del Hospital de día a pacientes de este que acepten firmar el consentimiento informado. Se tomarán, por sujeto, dos muestras en reposo durante dos minutos cada una. La primera a ojos cerrados y la siguiente a ojos abiertos. 

Se esperan encontrar patrones característicos en la actividad cerebral mediante EEG y ML que permitan generar una herramienta de clarificación diagnóstica para pacientes con trastornos psiquiátricos.