Cyber-physical systems aplicados a salud

En la actualidad, cada vez es más común que la computación y la tecnología se integren a la vida cotidiana. Conceptos como la Computación Ubicua y el Internet de las Cosas (IoT) suenan con mayor frecuencia, siguiendo las tendencias de la tecnología actual, que se encuentra presente en todos lados. Las personas ya no sólo poseen un teléfono móvil para llamar desde cualquier parte sino que ahora van a todos lados con un teléfono móvil inteligente, un dispositivo mucho más sofisticado, los cuales en conjunto con la modernización de los proveedores de Internet, hacen posible que las personas pueden contar con una conexión inalámbrica remota de calidad aceptable desde cualquier ubicación que cuente con cobertura. En palabras más simples, las personas están constantemente conectadas a Internet a través de sus dispositivos. Y no sólo a través de sus teléfonos sino que de sus televisores, relojes inteligentes, consolas de videojuegos, computadores portátiles, entre otros.

La tecnología para conectar un dispositivo a Internet es estandarizada, accesible, portable y relativamente barata, por lo que es cuestión de tiempo para que cada vez más dispositivos cotidianos tengan capacidad de conexión para mejorar su uso. La proliferación de estas tecnologías se han extendido a distintas áreas y uno de ellos es la salud. El cuidado de salud de las personas suele depender de muchas métricas que requieren ser observadas por un especialista. Desde hábitos alimenticios hasta presión arterial o niveles de azúcar en la sangre, los especialistas suelen observar una ámplia gama de métricas, que finalmente se traducen en datos.

 Recuperado de: https://unsplash.com/

Entonces, las iniciativas para mejorar la disposición de estos datos a los especialistas son frecuentes y las tecnologías mencionadas anteriormente son de mucha utilidad para ello. Se debe considerar que dentro de los problemas presentes en los datos que genera el área de la salud es que suelen ser muchos, provienen de distintas fuentes sin una estructura estandarizada y con frecuencia, estas fuentes no tienen un medio para comunicarse. Desde una perspectiva general, cuando un sistema físico es monitoreado y controlado por un computador central o mandante, estamos ante un Cyber-physical system (CPS). Zhang et al 2015 propone un CPS orientado a salud, donde haciendo uso de tecnologías que permiten conectividad, se genera un sistema que integra distintas fuentes de información para generar un repositorio que entregue utilidad de forma transversal en salud. Este CPS se basa en un diseño modular de 3 capas:

Una capa orientada a la recolección de los datos, donde se establecen distintas fuentes: Datos de investigación, Datos de gastos médicos, Datos clínicos y además se propone extraer datos para capturar la actividad cotidiana y el estado emocional de algunos pacientes a través del minado de redes sociales. Una capa de administración de datos, en la que se propone mantener un almacenamiento distribuido y un bloque de procesamiento paralelo para los datos, pensando en ofrecer capacidad de análisis tanto offline como en tiempo real.

Una capa de interfaz de servicio, que entregue una plataforma en la que se pueda operar con los datos y una API para poder acceder a través de otras aplicaciones a los datos.

La arquitectura del sistema propuesto es compleja y en un país como Chile, donde los sistemas de información del área de salud aún no están preparados ni cuentan con los estándares necesarios como para hacer algo más con esos datos aparte de almacenarlos y observarlos cuando se requiere el expediente de algún paciente o caso clínico, el desarrollo de algo así es lejano. Sin embargo, las tendencias tecnológicas del mundo eventualmente habilitarán el desarrollo de estas nuevas plataformas, donde los beneficios a largo plazo, sin duda compensarán los costos asociados a los grandes cambios que tendrá que haber para que los sistemas de información en esta área agreguen verdadero valor.

 

 

Publicado en Artículos, Koreisha, Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *